miércoles, 19 de febrero de 2014

Avilés - chalet la perla

Avilés chalet la perla 

  su nombre hace referencia a Cuba, " La Perla del Caribe"




En el cambio urbano que produjo en Avilés y comarca, entre finales del siglo XIX y principios del XX, destacan las edificaciones diseñadas por Manuel del Busto, Antonio Alonso Jorge, Juan Miguel de la Guardia, Tomás Acha, Luis Bellido, Ricardo Marcos Bausá y Luis Galán, todos ellos arquitectos y a las que hay que sumar las del maestro de obras, Armando Fernández Cueto, el más prolífico de todos estos creadores.

Su labor principal abarca desde edificios unifamiliares, como el bautizado como ‘La Perla’ (hoy Centro de Salud) frente a La Curtidora, construido en 1873 para los Maribona,


 Chalet la Perla, Avilés

La casa Se ha quedado envuelta por los altos edificios dela ciudad  El Chalet la Perla ha resistido la arremetida de una ciudad en crecimiento, desde 1873 en que uno de los hermanos Maribona la mandara construir en Avilés. Ahora luce  frágil cobijada en su pequeño Jardín 

Chalet la Perla, Avilés

El chalet está situado en la calle Gutiérrez Herrero de Avilés, muy cerca de “La Curtidora”. Fue construido en 1.873 para Francisco Rodríguez Maribona por Armando Fernández Cueto. Los hermanos José y Francisco Rodríguez Maribona hicieron fortuna en Cuba dedicándose a los negocios de la banca, teniendo también fuertes intereses en la importación de textiles. A su regreso a Avilés invirtieron parte de su capital en la industria, como en La Azucarera, la Harinera Ceres y La Curtidora.

Chalet la Perla, Avilés 

 El edificio es de pequeñas dimensiones comparado con otras casonas de indianos. Destacan las cenefas decorativas de madera que cuelgan de los aleros y balcones, en la fachada principal el porche acristalado de forma hexagonal y en las fachadas laterales los corredores acristalados. Fue restaurado y convertido en una parte de un Centro de día y de Rehabilitación Psiquiátrica.


Chalet la Perla, Avilés 

Se ha quedado atrapada, insignificante, entre los altos edificios de la ciudad y el tráfico intenso a cuatro carriles. Al acercarse aún parece más delicada, y tan pequeña que imagino poder abrirla como una casa de muñecas. De estilo pintoresco, 


Chalet la Perla, Avilés

La Perla ha resistido los embates de una ciudad en crecimiento, desde 1873 en que uno de los hermanos Maribona la mandara construir en Avilés. Ahora luce frágil, cobijada en su pequeño jardín.

  
Chalet la Perla, Avilés


Un pequeño capricho hecho con delicadeza, es una joya entre tanto edificio banal y sin ningún encanto. La verdad que las descripciones dicen que es una vivienda de pequeñas dimensiones pero creo que se ve compensado con la finura y el nivel de detalle de sus ornamentos. 


Detalle Chalet la Perla, Avilés


La casa parece pequeña y frágil por su entorno, que la hace más delicada y vulnerable

 Chalet la Perla, Avilés

Tesoro arquitectónico. Sus detalles lo hacen realmente grandioso 



Chalet la Perla, Avilés

El ornato de esta casa es como si fuera una toquilla que la envuelve. Se asemeja a la combinación de encaje y puntillas, llena de delicadeza y romanticismo. 

Detalle Chalet la Perla, Avilés

No cabe duda: La Perla es la reina de la fruslería. Una casa muy “enjaezada” tal engalanamiento le hace parecer pura poesía. 


Detalle Chalet la Perla, Avilés


La Perla , aunque tenga un estilo pintoresco poco definido (es una extraña mezcla de colonial antillano , tirolés , incluso hindú) tiene el mérito de provocar emociones en quien la contempla. 


Detalle Chalet la Perla, Avilés


Y, por si fuera poco, es más que centenaria y SOBREVIVE en la jungla urbana con todo su derroche ornamental. 


Detalle Chalet la Perla, Avilés


Detalle Chalet la Perla, Avilés



Detalle Chalet la Perla, Avilés


Detalle Chalet la Perla, Avilés



Detalle Chalet la Perla, Avilés




Detalle Chalet la Perla, Avilés



Detalle Chalet la Perla, Avilés



Detalle Chalet la Perla, Avilés


Detalle Chalet la Perla, Avilés








Detalle Chalet la Perla, Avilés


A pesar de que sus interiores han sido transformados, se deja querer porlos mil y un detalles de sus fachadas. Cuando estaba escribiendo “Asturias, Tierra de Indianos”, aprendí que la cenefa de madera que recubre los aleros se llama guardamalleta. Parece como si una paciente abuelita se hubiera puesto a bordar una toquilla para abrigarla casa. Su nombre hace referencia a Cuba, “la perla del Caribe”


Detalle Chalet la Perla, Avilés

El abigarramiento de calados y filigranas y el juego de luces y sombras que proyecta en las fachadas , amén de las vidrieras coloristas, enamoran hasta el más impávido. 


Detalle Chalet la Perla, Avilés


Los interiores originales debían de ser fastuosos igual que el mobiliario, o eso quiero creer. Es una pena que no haya fotos de época o que no sean conocidas



Detalle Chalet la Perla, Avilés



 La Perla, si fuera humana te merecería un homenaje.

2 comentarios:

  1. El arquitecto que diseñó la perla era armando o arturo fernandez cueto es que aparecen los dos nombres por eso pregunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario. La obra es de Armando Fernández
      Cueto (1857-1933), un maestro de obras que hizo carrera en la ciudad. Con doce años se formó como aprendiz de carpintero, pasó a la escuela de artes y oficios y su primera gran obra fue el chalé para Rafael Suárez en Villalegre. Al poco tiempo fue contratado por el indiano José Rodríguez Maribona. Trabajaría para esta familia al menos en otras dos ocasiones. Primero en el chalé La Perla y en 1898 levantando el edificio de la Banca Maribona en la calle La Cámara Hay otras dos obras de Fernández Cueto para clientes indianos en Avilés: el céntrico chalé de los Arias de la Noceda
      (calle Galiana) y El Foco, en Villalegre.
      Su última obra importante fue el Gran Hotel, frente al Parque del Muelle, un edificio cosmopolita de 1917.

      Eliminar