martes, 28 de mayo de 2019

Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias


Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias


El Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias es un galardón concedido, desde 1990, por la Fundación Princesa de Asturias al pueblo asturiano que destaque en «la defensa de sus más nobles valores, su entorno natural o ecológico, su patrimonio histórico, cultural o artístico, o en la realización de obras comunales u otras u otras manifestaciones de solidaridad extraordinaria» y tiene como ámbito única y exclusivamente el Principado de Asturias. Este premio está concebido dentro de los Premios Príncipe de Asturias, siendo de carácter especial debido a la limitación territorial que establece.






San Esteban de Cuñaba (Peñamellera Baja). Fue la primera localidad galardonada con el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias. Era del año 1990. La Fundación Princesa de Asturias (en aquel momento, Príncipe de Asturias) celebraba con esta nueva distinción su décimo aniversario.




En 1991, el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias fue para Cubera, Asociación de Amigos del Paisaje de Villaviciosa. El entonces príncipe Felipe visitó varios enclaves del concejo el día de la entrega del galardón, entre ellos, el monasterio y el Conventín de Valdediós



El premio al Pueblo Ejemplar de Asturias en 1992 fue para Soto de Luiña y Novellana, en Cudillero.



En 1993, el galardón recayó en la Comunidad Vecinal de Grandas de Salime, un concejo con un gran patrimonio histórico y cultural cuyo paisaje está definido por su embalse.



En el año 1994, el galardón reconoció la labor de los pastores de Picos de Europa.



La villa marinera de Puerto de Vega, en el concejo de Navia, recibió el galardón en el año 1995.




La comunidad vecinal de Nava, concejo sidrero por excelencia, recibió el reconocimiento de la Fundación Princesa de Asturias en el año 1996.





En 1997, el galardón recayó de nuevo en una localidad del Occidente de Asturias. Fue en Castropol y reconocía el trabajo de su comunidad vecinal.



En el año 1998, el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias fue para la parroquia de Xomezana (en la foto) y Valle del Huerna, en el concejo de Lena.


En el año 1999, el galardón reconoció la labor de la comunidad vecinal y educativa de Ibias, un concejo en el que los viñedos han ganado presencia en los últimos años, conformando un paisaje vinícola de gran atractivo.



La pequeña localidad de Tuña, reconocida como Pueblo Ejemplar de Asturias en el año 2000.



En el año 2001, el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias recayó en el Valle y la parroquia de Paredes, en el corazón del concejo de Valdés.



En el año 2002, la Fundación reconició a la Hermandad de la Probe y la comunidad vecinal de la Foz de Morcín, en la imagen.




En el año 2003, el concejo de Tineo volvió a celebrar la concesión de un premio al Pueblo Ejemplar. Esta vez se reconoció a Navelgas, donde cada año se celebran citas imprescindibles del calendario festivo asturiano como el Campeonato Nacional de Bateo de Oro (en la imagen) el Día de los Pueblos de Asturias o el Festival del Esfoyón.



En el año 2004, la celebración se trasladó al Parque Natural de Somiedo. La Fundación distinguía entonces al núcleo de Villar de Vildas, un territorio identificado con la arquitectura tradicional de los teitos.



En el año 2005, el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias fue al concejo de Llanes, en concreto, a la localidad de Porrúa.



En el año 2006, el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias fue para otro grupo humano. Esta vez, la comunidad vecinal de Sariego. En la imagen, la aldea de Moral.



La Sociedad Humanitarios de San Martín y pueblo de Moreda, en Aller, recibieron en 2007 el galardón que cada año pone el broche a la entrega de los premios de la Fundación Princesa de Asturias.



Torazu, en el concejo de Cabranes, recibió el reconocimiento de la Fundación en el año 2008.



En 2009, el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias fue para la Comunidad Vecinal de Sobrescobio. En el núcleo de Soto de Agues se inicia de la conocida Ruta del Alba.



El pueblo marinero de Lastres, en Colunga, recibió el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias en el año 2010. Un monolito lo recuerda en el conocido mirador de San Roque




El concejo más occidental de Asturias, San Tirso de Abres, fue galardonado en el año 2011.



En 2012, el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias fue a Bueño, en Ribera de Arriba.



La comunidad vecinal de Teverga, perteneciente a la comarca del Camín Real de la Mesa, fue galardonada con el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias en el año 2013.




El Movimiento Asociativo y Vecinal de Boal, un concejo marcado por su pasado emigrante (en la imagen, el monumento que recuerda a quienes se marcharon a América en el centro de la villa), fue galardonado en el año 2014



El pasado emigrante y la huella indiana definen también al pueblo de Colombres, en Ribadedeva, galardonado con el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias en el año 2015.



Santa Eulalia de Oscos, Villanueva de Oscos y San Martín de Oscos comparten la distinción otorgada por la Fundación Princesa de Asturias en el año 2016.




Poreñu, "Pueblo Ejemplar de Asturias" 2017

Poreñu es el Pueblo Ejemplar de Asturias 2017, galardón de la Fundación Princesa de Asturias, que este año ha recaído en esta bella aldea ...



Mual, perteneciente al concejo de Cangas del Narcea, Pueblo Ejemplar de Asturias 2018


La pequeña localidad de Mual, perteneciente al concejo de Cangas del Narcea, en el suroccidente asturiano, ha sido galardonada hoy con el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2018 por el esfuerzo de su centenar de vecinos por mantener las tradiciones y conservar su privilegiado entorno natural

No hay comentarios:

Publicar un comentario