jueves, 20 de marzo de 2014

ASTURIAS HÓRREOS Y PANERAS

HÓRREOS Y PANERAS "seña de identidad de Asturias"



La diferencia entre el hórreo y la panera es, fundamentalmente, la capacidad. El hórreo siempre tiene cuatro pegoyos y la cubierta a cuatro aguas. La panera puede tener seis o más pegoyos, modificando por ello la cubierta para conservar el tejado a cuatro vertientes, incorporando una cumbrera horizontal. El hórreo suele ser muy simple en su perímetro, mientras que la panera suele tener, en gran parte, corredor y balaustrada. Y también son las paneras las más ornamentadas.


El hórreo asturiano, sobre cuatro pegoyos y forma piramidal



variante del hórreo asturiano con corredor


El hórreo asturiano viene definido por tres características esenciales: la planta cuadrada, las paredes formadas por tablas verticales engarzadas en dos cuadros de vigas y la cubierta a cuatro aguas, otorgándole forma piramidal. 

La Panera Asturiana


Una variante del hórreo asturiano, posterior en varios siglos, es la panera, que es producto de un cambio en las proporciones de la planta, que pasa a ser rectangular, modificando por ello la cubierta para conservar el tejado a cuatro vertientes, incorporando una cumbrera horizontal.



Hórreo asturiano con riestras de maiz secando en el corredor

Consiste en un modelo de granero construido sobre cuatro pilares de piedra generalmente de caliza -en la actualidad y en algunas ocasiones se utiliza el hormigón como elemento de soporte al ser mas fácil de construir-, con forma de tronco de pirámide de base cuadrada para sus columnas y que también existen en otros lugares del norte de la península Ibérica y con diferentes formas y en algunas partes de Europa en otras variedades. Tiene forma de un cajón de madera de base más o menos cuadrada de unos 16 metros cuadrados o más en función de las necesidades de almacenamiento de los alimentos y cubierto de cuatro vaguadas construidas con tejas sobre unas tablas conocidas como cabri. Estas características varían según determinados lugares en Asturias ya que depende en algunos casos de la costumbres de éstos que se entremezclan con los próximos a la región en las tres zonas: oriental, sur y occidental que influyen en su construcción en función de los materiales disponibles del lugar para conseguir su edificación. Su aparición fue hacia el año 1400 al ser necesario almacenar el grano al desarrollarse el cultivo de éste. Se extendió en la región haciendo aparecer otros tipos de hórreos en función de las necesidades con el paso de los años. 


horréo asturiano y vara de yerba


Su objetivo principal es evitar la humedad del grano y aislar a los roedores. Fue y sigue siendo, en la actualidad, de enorme utilidad en las zonas extremadamente rurales al no disponer de otros medios más avanzados para la conservación de los alimentos caseros que se necesitan a lo largo del año para el sustento de la familia como pueden ser la matanza, los quesos, los granos o harinas, el pan e incluso en algunas ocasiones se utilizaba como dormitorio. Bajo su ponte se cobijaban los arados, rastros, carros, rastrillos, etc., y se sigue haciendo ya que si nos damos una vuelta por el entorno así lo veremos en algunos pequeños poblados de Asturias. Las cuatro muelas o pegolleras apoyadas sobre las cuatro columnas impiden la subida de los roedores al cajón. Los granos se secan en el exterior colgados en forma de riestras lo que hacía atraer a algunas aves para formar su propio palomar bajo la bocateya. En su interior se almacenan los granos o tubérculos así como otros utensilios domésticos o de labranza. Su proliferación fue disminuyendo a medida de que las nuevas técnicas de conservación de los alimentos fueron apareciendo tales como las neveras de poca importancia para este fin al ser su capacidad de volumen de almacenaje muy limitado, pero sí se puede hacer una muy especial mención a los grandes competidores, los congelador domésticos, en los cuales se puede almacenar en excelente estado y a lo largo de todo el año las carnes de las matanzas para el sustento de la familia.


Panera en Pen  la  más grande de Asturias con 14 pegollos

Los hórreos y las paneras son construcciones tradicionales que se realizan casi exclusivamente con madera, y una de sus características más destacables es que para el ensamblaje de las piezas no se usan clavos ni tornillos metálicos. Su cuerpo está formado por tablas dispuestas verticalmente. Tiene una techumbre a cuatro aguas. Se asienta sobre unos pilares llamados pegoyos que suelen estar hechos de piedra o madera. Es un tipo de construcción que se puede desmontar en piezas y trasladarla a otro lugar, considerándose un de bien mueble.

En la zona occidental, al imperar el sistema de mayorazgo, cada casa poseía un hórreo o panera situado dentro de la propiedad familiar, pero en las zonas centro y oriental era frecuente que la propiedad de éstos perteneciese a más de una familia al dividirse la herencia entre los hijos. Los hórreos y paneras en estas zonas están colocados frente a las casas pero en espacios de uso común.
Aparecen así en una misma construcción características y ornamentos que diferencian las distintas propiedades, además de varios accesos en determinados casos.




 Hórreo en Villamarcel (Quirós) con dos puertas Foto Junio 2004


Las personas que construyen estas edificaciones son verdaderos maestros en conocimientos de carpintería y
también de arquitectura. Desde la elección de los robles o castaños, con los que se va a construir, hasta la colocación de las diversas piezas, todo implica un nivel de previsión, ajuste y elaboración, junto con una sabiduría que se transmite solamente a través del oficio.
En relación a los tipos de techumbres se puede decir que dependen en cierta mediad de las posibilidades del entorno. Los materiales podían ser la teja, las chousas o pizarras, las llábanas y también cubiertas vegetales.
Así en la zona occidental aparecen los hórreos y paneras cubiertos por pizarra, que es el material más común debido a las condiciones geológicas. En la zona centro y oriental, estas construcciones se cubren principalmente con tejas y en menor medida, llábanas en algunos concejos de montaña.


                                              Teitando un hórreo con cubierta vegetal a paleta.


En algunas zonas se utilizaba también la cubierta vegetal, en concreto la escoba en Somiéu y la paja de centeno. En otros tiempos algunos teitadores venían de Los Ancares cada temporada a realizar su trabajo en Asturias. Este tipo de cubierta fue sustituida por otros materiales debido, entre otros motivos, al riesgo de incendio.
En el concejo de Morcín a las mozas presumidas de los pueblos de los valles, los mozos de la montaña les cantaban:
Aunque vivo a la par del monte
Donde la neblina posa,
Non voy a la tu panera
Non te alabes, fachendosa.

Las partes principales son:
1- Los pegoyos que son los pies o pilares, que pueden ser de mampostería, de piedra o de madera.
2- Las muelas o pegoyeras que son piedras grandes que van encima de los pegoyos para evitar que
     los roedores se introduzcan en la edificación.
3- Los trabes o madres, son las cuatro vigas que van engarzadas que constituyen el cuadro sobre el
    que se apoya la construcción.
4- Los pontones son cada uno de los tablones que forman el suelo del hórreo.
5- Las tolondras, coroncias o cureñes son cada una de las tablas verticales que encajadas forman las 
     paredes de la edificación. El engüelgu es una pieza única con forma angular que se coloca en las
     cuatro esquinas de la edificación.
6- Los liños son el cuadro de vigas que cierra las paredes en la parte superior y en el que se apoyan
     los aguilones y los cabríos de la techumbre.
Estas construcciones sirven de secadero y almacén de los productos agrícolas en elcampo asturiano. También se emplean para guardar ropas y utensilios, y ocasionalmente como de dormitorio.












 Hórreo de Palmira en L.lugás, Villaviciosa Foto  Enero 2004.


El hórreo presenta una forma cuadrada y una cubierta con un tejado a cuatro aguas, tiene unas medidas más
reducidas que las paneras. Las paneras comienzan a construirse en el siglo XVII y aparecen con el 
desarrollo agrícola impulsado por la producción de cereales en Asturias, en concreto el maíz, y también la patata. Por ello tienen unas dimensiones mayores que las de los hórreos. Se trata de la evolución natural del hórreo, en ella también aparecen compartimentos interiores y en algunos casos desvanes para el almacenamiento, junto con los corredores para el secado del maíz. Para favorecer la mayor dimensión se 
añaden más pilares o pegoyos y la planta es rectangular.















 Hórreo del molín de Benjamín, en La Huera de Meré con ocho pegoyos. Foto Abril 2004.


Las teorías más aceptadas consideran el tejado como pieza referente a la hora de clasificar este tipo de
construcciones. Se denominará hórreo cuando la cubierta a cuatro aguas se remata en un único vértice, mientras que será una panera si existe línea de cumbre en el tejado.
En relación a la ornamentación de estas construcciones diremos que existen motivos grabados, pintados y tallados que en algunos casos tienen sus orígenes en el Bronce Final y la Edad del Hierro europeos.
Algunos de tipo astral como trísqueles, tetrasqueles, motivos florales hexapétalos (flor del agua), círculos....Otros zoomorfícos como caballos, serpientes, aves...y también antropomórficos como cabezas humanas, guerreros... Vegetales entre los que se puede destacar el tejo (texu), y aparecen también motivos geométricos.
























Inscripción en una panera de Pillarno (Piedras Blancas). Foto otoño 2007
 Asturias, memoria celta. FUNDACIÓN BELENOS


Otros ornamentos son los propios de la religión cristiana, principalmente las cruces con la finalidad de alejar
a las fuerzas del mal.



Panera con tetrasqueles. Casa´l Juanin. Busmente. Foto Diciembre 2003


En esta panera, los tetrasqueles están pintados sobre las antiguas tallas en la propia madera. Se observa también un dibujo geométrico a base de rombos concatenados a dos alturas en paralelo, en todo el perímetro de la construcción, lo que es propio de la zona.
También el embellecimiento del remate en la parte de la esquina es algo característico en las brañas de Vil.layón.


Decoración estilo Carreño en una panera de Molleda, Corvera.



Decoración estilo Carreño en una panera de Molleda, Corvera.



Horru en Proacina Conceyu de Proaza


Hórreo Asturiano construido sobre el tejado de una casa



EL HÓRREO BEYUSCO


Este tipo de hórreo, con su característica cubierta a dos aguas y caja de moderado volumen, es un pequeño compendio de la geografía y de la historia de Los Beyos, estrechos y precipitados valles cuyas breves tierras de labor difícilmente pudieron haber producido cosechas de envergadura.

Otra seña de esta singular arquitectura es la desigual composición y dimensiones de pegollos y muelas, unos de piedra, otros de madera y varios de ellos mixtos, con arranques y basamentos de diferente factura, y de labra irregular. Siendo hórreos de montaña, y debiendo ajustarse por tanto a planos repentinos, es habitual la asimetría de sus pies, aupándose muy poco del suelo el par que se arrima al talud. En algún caso, esa misma disposición del terreno puede ocasionar la aparición de tres aguas en la cubierta, como de otro modo es general en el caserío.

La ausencia de corredores y el esquematismo en las tallas da cuenta también de la austeridad general de estas construcciones de madera, anteriormente techadas en tabladillo, piedra o de cubierta vegetal, y tejida de zardo su caja. Hoy sólo quedan en pie diecisiete hórreos beyuscos de un total cercano al centenar, atestados en tiempos de nueces, avellanas, castañas o flores de tila, entre la apreciada cosecha de sus pequeñísimas erías.



El horru beyusco, un tesoru desconociu



Panera en el Otero Priesca, Villaviciosa.



Panera en Villamexín conceyu de Proaza



horreo garage en Meruxeras Castrillon









Hórreo tienda en Pillarno












Hórreo y Lavadero en Pillarno















Pozu, llavaderu, panera y horro en Pillarno (Piedras Blancas) Foto otoño 2007.

“Fuera de la casa, en la antojana frente a la vivienda, se levanta el clásico hórreo, típica construcción de madera sostenida por cuatro pilares de piedra o madera, los pegollos, colocados en los ángulos sobre otras tantas bases de cantería, los pilpayos, y coronados por cuadradas pegolleras o muelas de igual materia para evitar la subida de ratones. Sobre ellas descansan las cuatro vigas o trabes, donde se colocan las tablas de
castaño o roble de los frentes colondres que, unidos unos a otros forman las cuatro caras o colondrames. La cubrición es de teja y la independiente ascensión a la escalera de piedra que, para defender más de roedores y alimañas al edificio, no llega a éste, siendo preciso una revalgada desde la escalera a la talandoria o tabla horizontal a donde llega el campesino, cogiéndose a una aldaba a fin de entrar en el hórreo, por la puerta principal enfrente de la estrecha y posterior portuca, que se abre en horas de ventilación.
El interior de aquel no está generalmente dividido en compartimentos, como las paneras u hórreos de seis o más pegollos, propias de caseríos de más importancia. En caprichoso desorden se distribuyen por aquel interior el maíz en grano, en panoyes o en riestres, el trigo y la escanda, les fabes, castañas y más frutos, allí bien conservados y preservados de la humedad. De las vigas o cruces, que sostienen la cubrición, penden de cuerdas y garfios ropas, macones, paxos, cestos de todas clases, herramientas y aperos, etc.
No pocas veces también el hórreo o panera pertenece o lo “llevan” una o varias familias, así como también sirve de dormitorio o suplemento sano y ventilado a las casas.
Son siempre construcciones curiosas ,y no pocas lujosas con singulares adornos de talla, pinturas vistosas en los lienzos y en los corredores alrededor, cuyo espacio asimismo se dedica a orear y secar producciones de determinadas épocas. Debajo del hórreo se coloca también el carro como en ocasiones ciertos preseos y artefactos, bien que también ahora se cierra a veces dicho espacio por más debajo de las pegolleras, lográndose un departamento de aplicación varia.”



Paneras de seis pegoyos en Villanueva de Teberga. Foto Abril 2004


Panera de diez pegoyos en el concejo de Carreño. Foto Junio 2004.

                      Vista de la misma panera  con la cosecha de fabes y arbeyos Foto Septiembre 2004.



Hórreo en Proaza con vivienda debajo. Foto Abril 2004


Panera de ocho pegoyos con vivienda debajo en Cornellana. Foto Junio 2004


Hórreo en Luerces, Pravia 


Horru en El Campu conceyu de Casu


horru  nel cascu urbanu de Llastres



Horru en Taxa, conceyu de Teberga


Horru nel pueblu de Zurea, conceyu de Llena,


Hórru en L´Oteru, Casu


hórreo Godan Salas 

hórreo La Guertaviella. Villazon-Salas




Panera en Eiros conceyu de Tinéu


Panera en Llueves


panera en Luerces, Pravia


panera en Luerces, Pravia


Panera en Narzana conceyu de Sariegu

Panera de Araceli en Rañeces de Sierra (Cangas del Narcea). Foto Junio 2004

Techumbre rematada con dos cerámicas del cercano pueblo de Llamas del Mouro. Tiene tallados tetrasqueles y figuras florales. Se aprecian también las tallas en las balaustradas y en las cornisas.

Detalle en la panera anterior de flor del agua ( hexapétala) en una colondra. Foto  Junio 2004



Panoyes na tenobia l'horru



 Horros en Bermiego conceyu de Quirós


Horru en braña senra Yernes conceyu de Yernes y Tameza 


Horru en La Foceicha conceyu de Teberga 




Horru en Yernes 






L'horru la casería d Guanga Uviéu  



 Horru en Robléu conceyu de Somiedu


Horru de la Rebollá Somiedu


Horru d l'antigua casa rectoral d Villayón



horru y panera Na finca Quinta Asturias.



 Panera en Monón. ALLANDE



hórreo en Sietes Villaviciosa



Horru n´l Caseríu de Narciandi, conceyu de Cangues d'Onís


Hórreo Asturiano construído sobre el tejado de una casa



 Panera en Tolinas conceyu de Grau


panoyes enrristraes nun horru de Güeñu



hórreo en Cangas de Onís






Hórreo en San Román de Candamo





Panera en San Román de Candamo





Panera en San Román de Candamo






 Horru en Benia conceyu d´Onís



Variante de hórreo asturiano con corredor






 Horru en Bode Les Arriondes conceyu de Parres



 Panera en Castañeu'l Monte conceyu de Santo Adriano



Panera na parroquia de Candás conceyu de Carreño




    Pegollo en una panera               
Pegollo en un hórreo, en forma ovalada     



El pegollo es el nombre en asturiano para referirse a cada uno de los pilares sobre los que se sustentan las paneras y los hórreos. Puede ser de piedra o madera. 
Suele tener forma de pirámide troncada, si bien en algunas zonas puede tener forma ovalada.

Por encima de él se encuentra la muela que da base a la construcción y que sirve también para impedir el paso de ratones.

6 comentarios:

  1. Dirigido a todos los foráneos para que se acerquen a Asturias, sobre todo lo dirijo a los Guipuzkoanos en especial a mis paisanos de Orio.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. El pegollo es el nombre en asturiano para referirse a cada uno de los pilares sobre los que se sustentan las paneras y los hórreos. Puede ser de piedra o madera. En Galicia recibe el nombre de esteo.

      Suele tener forma de pirámide troncada, si bien en algunas zonas puede tener forma ovalada.

      Por encima de él se encuentra la muela que da base a la construcción y que sirve también para impedir el paso de ratones.

      Eliminar
  3. Tengo un Hórreo que data del año 1670. Hay algún registro donde se aparezcan las hórreos más antiguos del Principado.

    Epi

    ResponderEliminar
  4. Tengo un Hórreo que data del año 1670. Hay algun registro que aparecen los hórreos más antiguos del Principado?.
    Gracias
    Epi

    ResponderEliminar